lunes, 23 de marzo de 2015

Sin prisa pero sin pausa. Como controlar el ritmo en una carrera.

Hola compañeros!
Aquí estoy en el comedor de mi casa, descansando. Ayer cerré la temporada de pista con los deberes hechos. Y mi entrenador, Valentí Massana, me abrazó, me felicitó y me dio tres días de descanso absoluto. ¡Qué felicidad y qué satisfacción!
Ayer conseguí mi mejor registro en los 20 km marcha en 1h 47 min 45 s. Rebajé  un minuto mi marca personal y conseguí el objetivo de bajar de 1h 48min.
Pues bien… reflexionando sobre la carrera  de ayer comprobé que había mantenido un ritmo muy constante. Desde principio de temporada he planteado las carreras haciendo una primera parte moderada con tal de evitar el pinchazo de la segunda parte.
El hábito que tenía era salir fuerte porque me sentía fresca. Pero ahora sé que en los primeros kilometros me voy a sentir bien pero que no por esa razón debo ir más rápido.
Lo que ahora hago es calcular el ritmo al que debo ir cada kilometro para conseguir mi objetivo. Ayer el paso de cada kilometro tenía que ser de 5 minutos 24 segundos. Tenia que estar concentrada para conseguir que en los priemros 10 km no me pasara de rápida y en los 10 último no me pasará de lenta por el cansancio. Y la verdad que fue un éxito. Si miras los parciales de la foto sólo el primero y alguno al final se me pasó unos segundillos del objetivo.
Estoy muy contenta de haber conseguido superar el reto de seguir un ritmo constante y que claro está me ha ido genial.
Un saludo a todos
Buenas noches!!



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué opinas tu?