miércoles, 24 de junio de 2015

Mi menú semanal


Llega el verano y me encanta verme bien. No sigo ninguna dieta especial y estricta, simplemente cuido lo que como y sigo unos hábitos saludables y por supuesto hago deporte.

Este es un ejemplo de mi menú semanal:



Aclaraciones sobre el menú

  • Los martes y jueves son los días de series por eso como hidratos de carbono.
  • Las comidas y cenas son un ejemplo. No repito este menú de manera semanal.

Otros truquillos

  • Siempre hago las 5 comidas (Los domingos es una excepción).
  • Los cereales que compro son Corn Flakes, porque apenas tienen grasas.
  • La leche desnatada la rebajo con un 1/3 de agua.
  • Todo el pan que como es pan tostado o pan dextrinado (No pan de barra).
  • Si la comida es contundente (Guisos, sofritos, rebozado...) como la mitad de la ración.
  • No como postre. La comida y cena ya son suficientemente contundentes, así reduzco el número de calorías.
  • Como dulces puntualmente si surge la ocasión. De manera moderada. Por ejemplo no me compraría un croissant en una pastelería un día cualquiera pero en un día puntual como un cumpleaños como un trozo de tarta.
  • Si tengo mucho hambre y no me toca comer, como fruta.
  • Salsa ligera en vez de mayonesa, tiene la mitad de calorías y un gusto muy parecido. La venden en cualquier supermercado.
  • Si salgo con los amigos y vamos a cenar de bocadillo o pica-pica. Reduzco a la mitad la cantidad de pan. Es decir opero al bocadillo; quito una de las mitades del pan y lo como como si fuera una tostada. 
No os penséis que lo controlo todo y nunca peco. A veces como todos, como de más o cosas que no debería. Pero mientras sea puntualmente no pasa nada. lo importante es tener unos hábitos saludables normalmente. ¡Tampoco hay que hacerlo todo perfecto!

Os dejo unas fotos de la fiesta de empresa que he tenido este fin de semana. Para este evento no he hecho ningún plan de alimentación especial. Simplemente con seguir los trucos anteriores ya he conseguido estar en el peso que quiero. Además es mucho mejor cuidarse  día a día y hacer un trabajo alimentario continuado que no a trompicones o de golpe.